Un vídeo que se comenta sin un guión es difícil de entender para los espectadores. Crear un guión debería ser lo primero en la producción de un vídeo, incluso si es corto. Es más fácil de lo que piensas, solo necesitas un buen punto de partida.

Al  grabar un vídeo, un buen guión ayuda al orador a sonar seguro y profesional, es la base de la calidad y marca una clara diferencia.

En unos pocos pasos, puedes crear una secuencia excelente y comprensible para redactar un guión para tu vídeo.

Tu script debe contener estos componentes:

  • Lo que el comentarista debería decir.
  • Información sobre el texto hablado.
  • Dónde se habla.
  • Cómo hablar.
  • Otra información útil.

Al escribir tu guión, elije el formato que mejor se adapte a tu propia forma de trabajar.

Elige un estilo de comunicación claro

Los buenos guiones utilizan formulaciones claras y orientadas a objetivos. Evita clichés, palabras de moda y generalizaciones. Deseas informar bien a tus espectadores y no irritarlos.

Cuenta una historia

Al explicar, asegúrate de que tu historia esté bien estructurada. Tu secuencia del texto siempre debe tener un principio, un medio y un final, incluso si es breve. Esto facilita a los espectadores ver y comprender tu vídeo.

Un guión normal contiene el curso de la historia, incluidos todos los diálogos, así como la información de ubicación y hora. Un buen guión, sin embargo, se caracteriza por mucho más.

Sobre todo, una buena idea y una acción valiosa son el foco aquí. Además, una buena historia escrita es una parte esencial de un buen guión.

Edita tu script/guión

Después de haber resumido los detalles más importantes de la historia en una exposición, vas a la escritura real. Asegúrate de que cada redacción coincida con el contenido que deseas mostrar.

Revisa el primer borrador, edita el texto, reorganiza las oraciones y elimina cualquier texto innecesario. Todo lo que no esté formulado de manera ordenada debe eliminarse.

Lee el texto en voz alta

Al leer en voz alta, observarás si todo suena acorde con lo que se quiere expresar. Lee el texto en voz alta al menos una vez antes de grabar. De esta manera, puedes probar si todo suena bien y es comprensible.

El texto que se lee bien no siempre es bueno al hablar. Notarás que si tropiezas al hablar parte del texto, tendrás que cambiar algunas palabras. Es más fácil hacer esto antes de grabar y no durante la grabación.

Solicita comentarios a tus amigos

Puedes pensar que todo sonaba bien cuando lo leías y ahora puedes comenzar a grabar. Muestra el guión a alguien que aún no conoce el tema y el texto. No tengas miedo a las críticas, los comentarios te ayudarán a mejorar la reacción de tu vídeo.

Un buen guión ayuda a evitar muchos problemas de antemano. Tu mensaje se comunicará mejor y ahorrarás mucho tiempo en la grabación real.

Si aún no estás convencido de las ventajas de un guión de vídeo, entonces al menos debes escribir los puntos clave y hacer una especie de esquema para tu vídeo, y pasar la tarea a alguien más, preferiblemente un profesional.

Si no tienes tiempo para completar o empezar a redactar tu guión para un vídeo o película, te ofrecemos este servicio de redacción de contenidos de Buyatext, somos tu mejor opción si quieres pasar este trabajo a profesionales y redactores expertos con mucha experiencia.

POSTS RELACIONADOS