Los textos narrativos suelen ser usados cotidianamente en diferentes medios, podemos encontrarlos en las opiniones de una web relatando una experiencia vivida o hasta en medios informativos relatando sucesos ocurridos al día.

Sin embargo, redactar un texto narrativo puede llegar a ser complejo y tomarte una cantidad incalculable de tiempo, si no posees experiencia.

¡No  te preocupes! Aquí encontrarás de forma explícita cómo redactar un texto narrativo de calidad.

¡Comencemos!

¿Qué es un texto narrativo?

Es aquel que relata una serie de acontecimientos que se desarrollan en un lugar y tiempo  determinado.

Por ello, cada vez que leamos algún testimonio o  historia, sabremos que nos encontramos frente a un texto narrativo.

La persona que lo relata es conocida como narrador de los acontecimientos, y puede hacerlo en primera, segunda o tercera persona.

Estructura de un texto narrativo

Realizar una narrativa puede ser más sencillo si organizas la información. Comenzar siguiendo esta estructura te ayudará:

  • Planteamiento o Introducción: explica la situación inicial, comienza poniendo en contexto al público con el acontecimiento, presenta quienes son las personas que lo integran e indica cuando, donde y por qué ocurren los hechos.
  • El nudo: representa el fragmento central del texto, generalmente es más explícito y, por ende, más extenso. Explica como el conflicto afecta a los personajes y qué acciones realizan para mediar el problema.
  • Desenlace o solución: corresponde a la solución del problema, en ella se responderán las incógnitas presentadas en el nudo y el destino de las personas involucradas.

¿Qué elementos debo tener en cuenta para elaborar un texto narrativo?

En primer lugar, organizar tus ideas y define qué deseas conseguir con el texto.  Evalúa los detalles más importantes y sácales provecho. El inicio es importante, ya que es quién captará el interés del lector.

Refiere siempre el espacio y el tiempo en el que suceden los hechos, asegúrate de que lo que escribes tenga sentido y concuerde con lo que deseas transmitir y que el final del texto responda a todos las interrogantes que puedan surgir durante su lectura.

Cuidado con los errores ortográficos y gramaticales o repetir una y otra vez la misma idea. No te olvides de la presentación del texto, esta debe ser pulcra, elegante y apropiada.

¿Qué aspectos aportan valor a un texto narrativo?

Mantener el interés del lector, para ello selecciona muy bien los hechos que vas a narrar, no debes detallar todo de manera excesiva, un texto preciso te ayudará a mantener la atención.

Identifica bien a los personajes que intervienen, esto ayudará a comprender mejor los hechos; presenta las acciones de manera organizada y progresiva y escoge un título apropiado e interesante.

Por último, recuerda comprender los elementos de un texto narrativo e integrarlos de manera coherente en su elaboración, es fundamental, independiente del medio en el que pretendas darlo a conocer.

¿Buscas redactar contenido narrativo de calidad? El  servicio de redactores profesionales y con amplia experiencia de Buyatext los crea por ti. ¡Haz tu pedido!

POSTS RELACIONADOS