El análisis comparativo y su documentación adecuada es un proceso lento, y el análisis comparativo en sí mismo puede ser problemático.

Las comparativas son un proceso perpetuo y metódico de evaluación y medición de varios entes, como:

  • Productos.
  • Servicios.
  • Prácticas.

Estas comparativas son necesarias para determinar en qué medida se pueden adaptar estos entes para obtener sus mejores rendimientos.

Si te cuesta trabajo empezar, completar o incluso comprender este tema en totalidad, nuestro servicio de redacción de contenidos de Buyatext es tu mejor solución si quieres delegar este trabajo a un equipo profesional de redactores con experiencia.

¿Cómo se dirige un análisis comparativo?

La evaluación comparativa requiere un auto-examen riguroso, cuantificación cuidadosa y calificación de importantes medidas de rendimiento, recopilación y análisis exhaustivos de datos, así como el desarrollo de un proceso de mejora continua.

Los principales profesionales han desarrollado una estructura formal para el proceso de evaluación comparativa. Esto se divide en cinco fases generales:

  1. Planificación.
  2. La recopilación de datos.
  3. Análisis e integración.
  4. Implementación y ejecución.
  5. La nueva calibración.

Cada fase requiere que se tomen medidas específicas. Aunque una organización puede modificarlas para adaptarlos a tu situación específica, se recomiendan como guías para la implementación exitosa del proceso general de evaluación comparativa.

Planificación

Este es el paso más importante y crucial del proceso comparativo, en él vamos a determinar lo que va a ser analizado comparativamente, cuales son los mejores datos, y como van a recolectarse.

Es importante comprender los dos objetos que van a ser asimilados en la comparativa antes de emprender el estudio de evaluación. Un profundo conocimiento y comprensión es esencial.

Por lo tanto, identifica las áreas problemáticas más importantes que deberían mejorarse mediante la evaluación comparativa.

Recolección de datos

Aquí se llevan a cabo algunas pautas generales para la recopilación de datos. Para la comparativa debes decidir el mejor método de recopilación de datos, después de tener en cuenta los objetivos de evaluación comparativa y las necesidades de información.

Los métodos de recolección de datos son parecidos a los usados cuando se redacta un trabajo final de grado o tesis estudiantil: encuesta, cuestionario, visita personal y entrevista.

Análisis e integración

Este es un análisis de los datos, para determinar el grado de comparabilidad entre los dos objetos. El análisis e integración tiene implicaciones para la validez de los puntos de referencia.

Deben identificarse las brechas de rendimiento y sus causas identificadas. Las preguntas centrales son: ¿Dónde están las brechas de rendimiento? ¿Por qué hay brechas en el rendimiento?

En algunos casos, las medidas de desempeño pueden no ser completamente comparables. En estos casos, el equipo de evaluación comparativa necesitaría normalizar los datos para sacar conclusiones precisas.

Implementación y ejecución/Nueva calibración

Estos dos pasos ya hablan de la presentación e implementación de la comparativa ya redactada y presentada a los jefes para su análisis y posterior ejecución.

La redacción e implementación de una evaluación comparativa en cualquier sector presenta una serie de desafíos.

Al implementar los aspectos identificados como factores de éxito, debe tenerse en cuenta que estas son innovaciones para la empresa. En consecuencia, se pueden esperar barreras a la innovación.

Pero ya es trabajo de la alta gerencia determinar con qué frecuencia y en qué medida deben realizarse estas comparativas. En última instancia, se deben realizar revisiones de éxito y ajustes a las medidas.

POSTS RELACIONADOS