Es importante conocer cuáles son los mejores días y horas para hacer publicaciones en las redes sociales si queremos llegar al máximo número de personas.

¿Realmente hay diferencia entre publicar en un día u otro o en una franja horaria determinada? Sin duda, si. Pero no se puede generalizar, ya que depende de muchos factores y en cada caso se dará una coyuntura ideal diferente.

Hay numerosos estudios sobre cual es el mejor momento para compartir en redes sociales, y nos pueden servir de referencia, pero lo mejor es fijarse en las estadísticas propias; además cada red social muestra diferentes parámetros por lo que se debe analizar de forma independiente.

Los algoritmos de los feeds tienen en cuenta, entre otros criterios, lo reciente que es el contenido por lo que, lo ideal para aumentar el alcance es publicar cuando nuestros seguidores están conectados.

Las redes sociales presentan franjas horarias con un tráfico más alto que otras y publicar en los momentos de mayor tráfico ayuda a derivar el mismo hacia tu contenido, consiguiendo así mejorar nuestro feedback.

Otro de los aspectos más importantes a tener en cuenta para mejorar nuestra presencia digital, independientemente de la plataforma, es el público destinatario de nuestro contenido; en relación con esto va el sector al que pertenece nuestro perfil.

No será lo mismo si compartimos post relacionados con el ocio nocturno, ya que nuestra audiencia crecerá según se acerca el fin de semana, que si publicamos acerca de comida saludable, por ejemplo, donde las franjas horarias de consumo de ese tipo de contenido serán otras muy diferentes.

Hay que conocer el momento en el que nuestros seguidores están conectados y también el tipo de contenido que consumen dependiendo de la hora y del día, esto es, estudiar a fondo su comportamiento para saber qué ofrecerles y cuándo hacerlo.

Otro punto a considerar es la frecuencia de publicación, donde cada red social también es diferente; esta frecuencia en Twitter, por ejemplo, es superior que en otras plataformas como Facebook o Instagram, por lo que la franja horaria a considerar es mayor también y el consumo es mucho más inmediato.

No podemos olvidar que el contenido en sí es lo más importante; si este no es de calidad o no es interesante, no servirán de nada las estadísticas porque no captaremos la atención de los usuarios. Una estrategia inteligente es analizar los post que mejor funcionan, tanto los nuestros como los de la competencia, y tomarlos como referencia porque ahí está la clave del éxito y nos darán información muy útil para futuras publicaciones.

Como conclusión se puede decir que, en general, es imposible concretar el mejor momento para compartir contenido, todo dependerá de la red social en concreto, del público al que nos dirigimos y de la frecuencia con la que publicamos; cada uno debe estudiar sus propias analíticas y la competencia online de su perfil en particular para saber los horarios que le funcionan.

POSTS RELACIONADOS